Limpieza de Cutis

es un procedimiento no agresivo, destinado a mejorar el aspecto de la piel, corregir la dilatación de los poros, eliminar las células más superficiales y extirpar los “puntos negros” que se van acumulando con el tiempo.